Congelado (Corazón Suturado II)

-¡No puedes pedirme esto Neil! Soy médico, mi función es que mis pacientes puedan vivir el máximo tiempo posible y lo que me pides es darte una muerte en vida

Frozen_heart_by_ghoner

El doctor Harris intentó sonar contundente, pero Neil no tenia ningún interés en sus argumentos.

-¿No entiende que ya estoy muriendo? Usted mismo lo ha reconocido hace un rato. Hace semanas que se produjo esta herida y ya debería estar cerrada. Sin embargo, sigue sangrando todos los días.

-¡Maldita sea Neil! ¿Es que no me has escuchado cuando te he contado los riesgos y los efectos secundarios?

Por supuesto que lo había escuchado. Congelar su corazón detendría la hemorragia y evitaría futuras heridas. El problema es que lo convertiría en un “zombie emocional”. Así lo había llamado el doctor Harris. “No sentirás ninguna emoción, seras poco mas que un robot, pero el peligro grave sera físico, con el corazón congelado, un golpe brusco lo podría partir sin posibilidad de arreglo alguna”.

-No puedo garantizarte que el proceso sea reversible. Si alguien intenta invertir el proceso podrias morir o sufrir lesiones graves permanentes. Solo hay una manera segura de revertir el proceso y tu mismo has admitido que te parece poco probable.

-No importa doctor. Mi decisión esta tomada.

El doctor Harris agacho la cabeza y le entrego el lector para que depositara su huella dactilar como certificación de que conocía y admitía los riesgos de la operación. Neil le miro fijamente a los ojos.

-Es lo que deseo doctor. No se preocupe. Ha hecho todo lo que se esperaba de usted.

Ambos asintieron con una mezcla de tristeza, alivio y comprensión mutua. Juntos se dirigieron a la camilla. Neil se tumbo y abrió la tapa metálica que protegía la cavidad donde se alojaba su corazón.

Mientras, el doctor ajustaba los reguladores de presión de los contenedores de nitrógeno liquido. Se aproximo a la camilla con varios tubos en una mano y con la otra retiró la tapa dejando al descubierto el corazón de Neil. Ahí estaba la herida. La sutura era perfecta, ajustada al milímetro y aun así no dejaba de sangrar. Colocó las tomas de salida de forma que apuntaran directamente al corazón.

-Al principio notaras una punzada de dolor muy intensa. Luego, a medida que se vaya enfriando el dolor sera mas suave hasta que no sientas nada. Sera como si te hubiera ido haciendo efecto una anestesia. Es posible también que tengas la sensación de que el tiempo se ralentiza, pero eso se pasara en unas pocas horas. Probablemente se te nuble ligeramente la vista durante ese tiempo. ¿Listo?

-Adelante.

El primer contacto mando un dolor intenso que le recorrió todo el cuerpo. Su corazón ya no sangraba y empezaba a tomar un color morado. El frío fue penetrando poco a poco y congelando por completo el corazón. Sus ojos, aquellos ojos que cambiaban de tonalidad según el clima yendo desde un azul claro los días de sol a un verde aguamarina los días nublados, se cubrieron de una pátina azulada que difuminó hasta hacer desaparecer la pupila y el iris. Ahora eran solo dos bolas azul hielo que delataban la ausencia que empezaba a instalarse en su pensamiento. Todo empezaba a cobrar una extraña liviandad. Ya nada era importante. Ya no sentía prácticamente nada. No había dolor, no había sufrimiento. En su cabeza ya solo escuchaba aquellas palabras que le dijo el doctor Harris:

“Solo hay una forma segura de invertir la congelación y depende solo de ti, Neil. Solo cuando seas capaz de brillar como una estrella y no como la luna. Solo cuando seas capaz de generar tu propia luz, tu propio calor, solo entonces, tu corazón se derretirá y será lo bastante fuerte como para curar esta y evitar futuras heridas…”

Share

Anuncios

0 Responses to “Congelado (Corazón Suturado II)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Archivos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: